• silvina114

Oleada: el primer restaurante mexicano a base de plantas de Argentina


Oleada es la nueva propuesta, ubicada en el corazón de Palermo Hollywood, que invita a descubrir los sabores de la comida mexicana bajo los formatos plant based. Inspirados en las tierras ancestrales mexicanas, este proyecto tomó el espíritu de los alimentos nativos y los productos de la tierra y se fusionó con el arte del chef Matthew Kenney -referente mundial de la cocina plant based- para sorprender a sus comensales con un viaje de sensaciones únicas a través del paladar. La carta exhibe platos sencillos pero cargados de sabor, elaborados a partir de materias primas de primera categoría como tacos, quesadillas, totopos, aguachiles, postres y una excelente propuesta de cocteles de autor y fermentos para acompañar.


De la mano del empresario gastronómico Marcelo Boer -fundador de La Mar, Tanta Hell´s Pizza y Mudrá-, Oleada llega como la segunda marca de Matthew Kenney en Argentina, y viene a posicionarse como un concepto novedoso y superador, que promete una nueva experiencia dentro del mundo plant based. La carta está implementada por Germán Rodríguez, cocinero formado en el Instituto Gato Dumas y acompaña Astrid Acuña, chef ejecutiva del reconocido restaurante Mudrá.


El local se descubre sobre la calle Fitz Roy y ocupa un espacio distribuido en una planta de techos altos y una terraza. Al entrar lo primero que salta a la vista es el techo del salón principal que se encuentra intervenido artísticamente por una estructura de una ola realizada con ramas de mimbre. A su lado se encuentra un gran cactus de tres metros de alto realizado con hierro y arpillera. La disposición del salón atiende a diversas situaciones, mesas altas comunitarias para varias personas, mesas bajas para dos y cuatro personas, sillones revestidos en tostado, sillas altas en la barra de cocteles que cuenta con un back con 40 vasijas de barro, con flores y ramas secas que son la característica que marca al lugar. Pasando el salón, se accede a través de unas escaleras, a la terraza con mesas y sillas en composé con el lugar, y un espacio techado al aire libre con calefacción.


Para el interiorismo, Ailin Malimowcka, directora creativa del espacio, quiso transmitir una experiencia orgánica que fusionara el mar y el desierto, con un terracota inspirado en el pueblo San Miguel de Allende en México, que convive en armonía con el azul profundo del mar, ambos colores presentes en mesas, sillas, paredes, barras y su piso de madera. Para este concepto, se buscó principalmente hacer hincapié en una experiencia que transporte a lo orgánico, sustentable y natural. Todos los detalles de decoración fueron realizados a mano: las lámparas, las 40 vasijas de barro de la barra con diseños diferentes, la instalación de arte (por Mariano Airaldi), los espejos adornados en yute, lo cual brinda al espacio una especial calidez. La vajilla merece una mención aparte, ya que fue diseñada específicamente para el lugar y todas sus piezas son hechas a mano. Los uniformes de su personal son túnicas que visualmente trasladan al desierto.


La carta se compone de una sección de entradas con opciones como Totopos de maíz mote, con guacamole, chile serrano, cilantro y queso de nueces; Albóndigas de porotos rojos y soja texturizada, salsa ranchera y aguacate, y Coliflor al mojo de ajo con salsa pipian rojo y sal de limas ahumadas, entre otros.


Entre sus principales sobresalen sus Tacos: de mushroom fritos, papas, mayo de chipotle, repollo y limón; al Pastor, con carne plant based, piña, salsa al pastor y cebolla en escabeche; y Black beans, con mole, tomate verde, girgolas, aguacate y elote. Así como su Quesadilla con tortillas nixtamal, calabacita, higos, mole, queso y salsa, y Quesadilla green con cheddar plant based, zanahorias, cebolla morada y salsa de kale.


Dentro de su sección de Botanas se sugiere especialmente uno de sus platos insignes que es la Tlayuda, a base de patata dulce, queso cotija, queso fresco de nueces, escabeche de hongos, crema y patata; y el California Burrito, con frijoles, arroz, guacamole, salsa rostizada, lechuga, salsa oleada, crema y queso envueltos en una tortilla gluten free, acompañado con papas fritas, entre otros.


El punto dulce de esta experiencia lo marcan sus postres, entre los que destacan el Cheesecake de piña, con queso de almendras, coco, piña y flores de Jamaica; Flan de coco tostado, con dulce de cajeta, bananas flambeadas y tropezones de chile y Churros gluten free con crema de aguacate y chocolate, entre otros.


Su carta de cocteles fue diseñada por el bartender Alex Caio y marca una línea especial con tragos de autor elaborados con agua de mar, fermentos naturales, licores hechos a base de plantas, jugos naturales, todo sin azúcares. Destacan su línea de tequilas de maíz, de cacao amargo, de aguacate, de pimienta rosa y morrones ahumados y de chiles, presentes en sus Margaritas, además de los kéfires y kombuchas, entre otros.


La carta de vinos está diseñada con vinos orgánicos, biodinámicos y opciones tradicionales de etiquetas altamente reconocidas en el mercado.


Por las tardes, brindan una cafetería de especialidad plant based, de la mano de su novedosa pastelería vegan, con el upgrade gluten free.


Para degustar la propuesta de Oleada, además de su terraza también se toman pedidos para delivery propio o take away por teléfono al +54 9 11 2833-5794 o a través de las principales plataformas de envíos.

Oleada se presenta como una propuesta única y original que irrumpe con todo lo que se encuentra hoy en día en el mercado logrando ser la mejor y más esperada apertura del año con su bien lograda propuesta que combina una cocina temática, plant based y sin TACC.

Oleada

Dirección: Fitz Roy 1722, Palermo, CABA.

Teléfonos: +54 9 11 2833-5794

Horario: lunes a viernes de 11 a 19 h. Delivery: todos los días de 11 a 23 h.

Medios de pago: principales tarjetas y efectivo.

Instagram: https://www.instagram.com/oleadaplantbased/

Facebook: https://www.facebook.com/Oleada-101639502077920/

6 views0 comments