top of page
  • Writer's pictureSofia Vilaro

Mixtape el primer y único bar kissa en Buenos Aires con barra omakase

En el pasado mes de noviembre, se inauguró Mixtape y Shimada, un nuevo bar de audio ubicado en Belgrano, más precisamente en la terraza del reconocido restaurante Haiku. La propuesta gastronómica incluye algunas opciones de tapeo, diseñadas por el chef Martín Lukesch; una barra omakase de 16 pasos, comandada por el maestro Takeshi Shimada; y cócteles de autor del afamado bartender Pablo Pignatta. 

 

El chef Quique Yafuso, con una extensa trayectoria como socio y creador de restaurantes japoneses en la capital porteña, y Cabito Massa Alcántara, comediante y empresario gastronómico, son las personas detrás de este apasionante y original proyecto. En conjunto con Pignatta y Bobby Flores, famoso musicalizador y DJ, fundaron el primer bar estilo kissa en Buenos Aires. Con más de cien años de historia en Japón, estos bares se distinguen porque el audio y la musicalización están totalmente pensados, ningún tema musical pasa desapercibido, sino que tiene la misma relevancia que los cócteles. La traducción sería “casa de té o casa de café”, un sitio clandestino en donde se tomaban alcoholes fuertes (como whisky o sake) después de trabajar, mientras se escuchaban vinilos. En la actualidad, cada ciudad tiene un bar kissa y aquí faltaba uno. 

 

El diseño y la imagen del local es de la agencia de publicidad Alegría BA y la realización es del arquitecto Javier Barcala. La idea fue crear un lugar en el que el sonido sea el protagonista, por eso, todo hace alusión a un gran estudio de grabación, una disquería o una sala de ensayo con detalles sofisticados, como los dos parlantes grandes encima de la barra principal o los más pequeños, distribuidos en el salón y la terraza. La cabina del DJ está ubicada estratégicamente frente a la barra y pasa vinilos, CD y listas que rotan día a día por géneros como el jazz, el blues o el rock, pensados especialmente por Bobby Flores para cada noche. Las paredes, por su parte, están recubiertas con una madera fina y agujereada, desde donde entra una luz cálida que acompaña al resto de las luminarias. La barra lleva otro tipo de madera, con forma de picos, continuando con la idea principal del diseño. Los pisos son de madera y hay varios rincones para aprovechar: un living con sillones de cuero de color marrón claro y puffs para grupos, mesas altas y bajas para dos personas y una extensa barra para estar solo o compartir de a dos. Además, una gran pared de vidrio separa el espacio techado de la terraza a cielo abierto, equipada con cómodos sillones de cuero y mesas redondas para dos (que se pueden unir para hacer una mesa grupal). El tercer y último espacio es la barra omakase, que cada noche recibe a ocho comensales por turno. 

 

Su exclusivo menú de tapeo fue ideado por el chef Martín Lukesch, quien convocó a pequeños productores para obtener materia prima de alta gama. Por ejemplo, la morcilla y la salchicha parrillera que utiliza provienen de un fabricante de la localidad de Ituzaingó. Si bien los platos son de impronta argentina, cada uno lleva un toque japonés en sintonía con la propuesta del lugar y se cocinan en una parrilla a carbón o en un kamado. Algunos de los sugeridos son la panceta laqueada con ensalada de porotos y chips de batata, la morcilla a la chapa con shari y aliño de manzana verde, y el bao de cornalitos con lactonesa de wasabi y negui, al que recomiendan rociar con jugo de lima. 

 

Para el momento del postre, ofrecen dos clásicos con una vuelta de rosca: vigilante con membrillo, batata y cuartirolo o frutillas con crema, hibiscus y rosas.

 

Todo se puede acompañar con cócteles de autor del bartender Pablo Pignatta, como el Apple Martini (vodka, cordial de manzana granny Smith y sauco), Clover Club (gin Príncipe de los Apóstoles rosa mosqueta, frambuesas y lima) o Le Vieux Carre (Wild Turkey bourbon, cognac, vermouth rojo, Angostura bitter, Peychaud's bitter y miel especiada). 

 

En tanto, la barra omakase tiene su turno a las 21 h (con proyección a generar dos turnos por noche). Allí, Takeshi Shimada se expresa con la fluidez de un experto artesano y presenta 16 pasos, que comprenden diferentes piezas de nigiri y usuzukuri (elaborados con lenguado, chernia, besugo, caballa, bonito o pez limón), mariscos y bivalvos, panopea, navajas y ostras.  Tempura de vegetales y de pesca, yakitoris y wagyu al kamado, mini ensaladas y pequeñas sorpresas propias de la modalidad omakase.

 

En pocos metros muy bien aprovechados, Mixtape Shimada invita a vivir varias experiencias en una sola noche y es ideal para una salida en grupo o en pareja.

 

MIXTAPE – SHIMADA

Horarios: martes a jueves de 19 h a 01 h. Viernes y sábado de 19 h a 02 h.

WhatsApp para reservas: 11 3609-5319

Dirección: Franklin D. Roosevelt 1806, Belgrano.

4 views0 comments

Comments


bottom of page