• Gastronomique Comunicación

La Parolaccia: tradición y pasión por el buen comer en Recoleta



Un clásico de la cocina italiana y mediterránea, que se institucionalizó en el colectivo como sinónimo del buen comer y excelencia en la prestación de servicio, desembarcó en uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad: Recoleta.

En la concurrida calle Presidente Roberto M. Ortiz, frente a la plaza Francia, en el barrio de Recoleta, los amantes de los más exquisitos platos de la gastronomía italiana tienen un punto de encuentro: La Parolaccia, un restaurante de sólida tradición y sinónimo del buen comer, con una política de servicio orientada a la máxima satisfacción del cliente.

Son 33 años en el arraigo colectivo, que nació en una trattoria italiana ubicada en el tradicional barrio de Trastevere de Roma llamado La Parolaccia. Inspirados por este concepto en 1988 abrió la primera Parolaccia Trattoria en Argentina (en Barrio Norte) conservando el nombre, pero con una propuesta innovadora donde además de la calidad se distingue la esmerada atención al comensal, siendo hoy un ícono ineludible en Buenos Aires de la auténtica cocina italiana y mediterránea.

A la fecha suman 10 sucursales en Gran Bs As y en Caba, la más reciente ubicada en el barrio porteño Recoleta. En esta sede, al igual que en el resto de las trattorias, el espíritu italiano se hace presente en los detalles. Un sector al aire libre, amplio y confortable, antecede la entrada al restaurante. El espacio brinda una conexión directa con la naturaleza: grandes árboles rodean las mesas de mármol y cómodas sillas de metal dispuestas en el área, cada una resguardada por una sombrilla y calefacción individual, para la época fría del año.

La fachada de vidrio del restaurante deja al descubierto la impecable decoración del espacio: paredes de ladrillos, un imponente espejo, una gran barra de mármol y una completa cava con botellas de vinos de etiquetas de renombre recubren el fondo del restaurante. El salón se destaca por estar organizado con mesas de manteles blancos y sillones de cuero rojo, tonalidad que representa la identidad de la marca. Cada detalle se replica en el segundo piso, desde donde se puede apreciar las arboledas que revisten la zona.

En su propuesta gastronómica, las pastas son protagonistas por excelencia. En sus preparaciones utilizan productos de primera línea, como pasta seca italiana De Cecco y pasta sin TACC seca italiana Divella, burrata y mascarpone La Arrivata, y aceite de oliva Zuelo de Zuccardi.


Su carta promete un completo recorrido por la verdadera cocina italiana, con gran variedad de platos que incluyen opciones aptas para veganos, vegetarianos y celíacos. En su sección de “Antipasti” resalta el clásico de la casa -para compartir entre dos- que incluye jamón crudo, bocconcini de mozzarella, tomates secos, gruyere, spianata, morrón, alcaucil, oliva ascolana y mortadela con pistachos; Burrata con prosciutto; Carpaccio di manzo gluten free, carne finamente cortada, rúcula y parmesano o Melanzane alla parmigiana con berenjenas gratinadas con parmesano y pomodoro fresco. Por su parte, las “insalates” las hay en tres frescas presentaciones: Caesar de pollo con lechuga, parmesano, croutón, pollo y salsa Caesar; Emiliana con rúcula, jamón crudo, cherry, parmesano, aceitunas negras y verdes sobre croutones de focaccia y Camembert del campo con rúcula, peras, queso camembert gratinado, almendras y vinagreta de mostaza y miel, una opción vegetariana.


Como principales sobresalen 19 pastas frescas, elaboradas de forma artesanal con ingredientes 100% italianos como los sorrentinos Gran Caruso rellenos de mozzarella y jamón cocido, gratinados con crema, jamón cocido, champignon, ave y pomodoro fresco; gnocchi soufflé La Parolaccia, de espinaca gratinados con ave, crema, champignon, pesto, parmesano y jamón cocido; Lasagna della nonna alla bolognese con carne de ternera molida, salsa blanca, tomate y parmesano; Ravioli verdi Scarparo -veggie- rellenos de espinaca y ricota, salsa a base de oliva, verdeo, pesto, ajo, tomate seco y pomodoro fresco o Fusilli al fierrito Don Corleone -veggie- con oliva, ajo, aceitunas negras, alcaparras y pomodoro fresco. El spaghetti AI frutti di mare es un must del lugar, con almejas, langostinos, calamar, vieiras, chipirones y mejillones.


Entre los “risotti” proponen risotto Al funghi misti con hongos de pino y champignon y Frutti di mare con almejas, mejillones, langostinos, vieiras, chipirones y calamares.


Las carnes rojas y blancas también tientan con su variedad de opciones y combinaciones. Las “carni” son protagonizadas por la Tagliata di manzo con rucola, grana e cherry acompañada por rúcula y tomates cherry y la Milanese di vitello alla parmigiana, una milanesa de ternera con salsa de pomodoro y mozzarella fundida acompañada por papas de campo. De pesca fresca proponen, Pesce del giorno con crema de almendras acompañada por papas de campo; Pesce del giorno alla siciliana acompañada por espinacas salteadas o Salmone del pacífico piastra con spinaci alla crema acompañada por espinaca a la crema. En la sección de “polli” destaca el Palliard di pollo con spinaci souté con espinacas salteadas; Tagliata di pollo alla fiorentina o Tagliata di pollo alla crema di limone, ambas opciones acompañadas con papas de campo.


Para el momento dulce, La Parolaccia se luce con tentaciones como el Flan de claras con confitura de naranja, yogurt de vainilla, granola y almendra; el clásico Tiramisú al mascarpone o el Mousse di cioccolato servido con crema chantilly y praliné de almendras.

Los amantes del café pueden disfrutar del genuino sabor del grano tostado italiano de calidad Segafredo Zanetti en expresso o té, expresso en jarrito o descafeinado, cualquiera de ellos con petit four artesanal.


Para maridar con sus preparaciones, la carta de vino es ampliamente generosa con las cepas que ofrece. Se destacan vinos de las bodegas Malbec, Cabernet Sauvignon, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Assemblage Blanco y más. De igual manera, variedades de espumantes, vinos dulces y champagne. La propuesta incluye coctelería clásica y de autor para disfrutar en sus tardes de “buon aperitivo”.


Adicional, como una alternativa para el almuerzo y la cena ofrecen el menú Parolacho, con entrada, principal, postre y bebida incluida. Para vivir la experiencia en casa, el restaurante propone una carta con una selección de sus platos estrellas para el servicio de take away y delivery, y para acompañar la velada proponen descargar su lista de Spotify. Y si de sorprender a un ser querido se trata, a través de su tienda online se pueden adquirir tarjetas giftcard para obsequiar lo mejor de la gastronomía mediterránea.


Sin duda, La Parolaccia es una referencia que alude a la auténtica cocina italiana. Sus preparaciones frescas y cargadas de sabor, así como su pasta artesanal elaborada en el local, lo convierten en el spot ideal para quienes buscan una experiencia de placer gastronómico para todos los días, con productos de calidad y una estética cuidada.


La Parolaccia

Dirección:

Trattoria Recoleta (Presidente Roberto M. Ortiz 1865)

Telef: 4804-0016

Horario: de lunes a domingo de 12 hs 23 hs

Web: www.laparolaccia.com

Instagram: @laparolaccia


1 view0 comments

Recent Posts

See All